octubre 10, 2019 4 Minutos de Lectura

Vicente Guaico llega callado al Coliseo para entrenar junto a sus compañeros del CDV. Se preparan para el debut en la Liga 2019-2020 y todavía duele la derrota contra Las Ánimas en la Súper Copa. El profesor de Educación Física de la Universidad Católica del Maule mira de reojo, sonríe tímidamente frente a algún saludo.

Si alguien nunca lo hubiera visto dentro de una cancha de básquetbol, nunca podría imaginar que ese muchacho tímido y callado es uno de los mejores jugadores defensivos de la Liga y que los hinchas del CDV le reconocen su garra y esfuerzo cada vez que en anunciado en “La Catedral”.

Esos mismos hinchas lo bautizaron como “El Comandante” Guaico en redes sociales, tras ser determinante como sexto hombre en la obtención de la Liga Nacional la temporada pasada y mostrar su sacrificio y entrega cada vez que le tocaba entrar. LivePRO conversó con este jugador nacido y formado deportivamente en Graneros y que, a sus 24 años ya ha levantado dos Copas de la LNB (Una con Español de Talca y otra con el CDV) y que este año va por el bicampeonato.

LP: ¿Cómo se enfrenta la Liga cuando se debe defender la corona? ¿Cómo se maneja esa presión?

VG: “No siento presión, pero sí la responsabilidad de estar arriba y saber que eres el equipo a vencer. Esa es la dificultad que veo a ser el campeón defensor, más allá que una presión es poner a prueba la confianza que tenemos como equipo y la confianza al trabajo que desarrollamos.”

LP: ¿Hay algún aprendizaje personal adquirido en la temporada pasada que debas aplicar para esta nueva versión de la Liga?

VG: “Sí, principalmente el tema psicológico. Me suele pasar que me frustro muy rápidamente cuando erro un tiro o cometo un error, como la mayoría de los deportistas profesionales. Lo he ido viendo desde muy niño y he ido mejorando, pero es un trabajo constante y cada Liga o campeonato es distinto por diversos factores que te afecta y que van a depender de la etapa en que te encuentres. Es distinto enfrentar una Liga siendo juvenil o adulto.”

LP: La Liga pasada fuiste desequilibrante para el CDV siendo el sexto hombre. Este año partiste como titular, tras la partida de Naranjo ¿Cómo tomas esa responsabilidad?

VG: “Es un desafío personal, porque me ha costado casi seis años llegar a ser titular y ahora tengo la oportunidad de defender esa posición. Pensaba que con la llegada de Lalo (Sepúlveda) nuevamente comenzaría desde la banca, pero él está lesionado y he tenido que asumir esa responsabilidad. Ahora depende de mí, del trabajo que desarrolle, pero pienso que esta temporada va a ser buena, porque mis esfuerzos están en eso.”

LP: ¿Cómo ves el equipo al inicio de esta temporada tras perder la Súper Copa contra Las Animas y ganar el primer partido contra Puerto Montt?

VG: “Nos dolió perder esa Copa contra Las Ánimas. No nos gusta perder, pero más allá del resultado, sirve para ver cómo viene la competencia en la Liga. Además, es bueno tener esos tropiezos al principio para saber bien qué nos falta trabajar… y nos falta mucho. La Temporada es larga y con partidos internacionales, por lo que la exigencia será mucho mayor este año. Se viene una bonita temporada.”

LP: Te quiero llevar a tu relación con el hincha del CDV. Eres jugador de perfil bajo, más bien tímido fuera de la cancha, pero la gente te demuestra en cada partido el cariño que te has ganado. Además, en Redes Sociales fuiste bautizado como el “Comandante” Guaico, principalmente por tu entrega a la hora de defender ¿Cómo percibes esa sintonía con la hinchada y con la gente del CDV?

VG: “Soy un jugador de perfil bajo, es cierto. No soy de expresar mucho mis emociones, pero vivo el básquetbol con mucha pasión, porque es lo que amo hacer. Siento que el cariño y el respeto de la gente me lo fui ganando poco a poco, demostrando que respeto esta camiseta, que la mojo en cada partido, que me entrego cada vez que me toca entrar a la cancha y que no doy nunca una pelota por perdida. Esto el hincha lo respeta, lo agradece y siento el apoyo cada vez que estoy en el Coliseo o en la calle y es un sentimiento mutuo, aunque no soy mucho de expresarlo en redes sociales, por ejemplo. Pero cada vez que alguien se me acerca, le retribuyo el cariño que me entrega, porque sé que la gente respeta esa forma de ser que tengo, más discreta.”

“Lo del apodo de ‘Comandante’ me lo tomo con humor. Yo tengo Twitter, pero no lo uso y Manu y mis compañeros me avisaron que me habían bautizado así y me mandaban pantallazos. Lo tomo como un reconocimiento y una muestra de respeto a mi trabajo. Me gusta”.

LP: ¿Qué se puede esperar de Vicente Guaico en esta Liga?

VG: “El desafío de pelear la titularidad implica tomar más responsabilidades, además de seguir aportando en defensa, trabajar en aportar con puntos en la ofensiva y convencerme de que soy capaz de anotar más. Igual, el desafío de este año es algo que vengo mentalizando hace tiempo y estoy concentrado y motivado de que va a ser una buena temporada.”